Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Evidentemente este partido es mucho más que la lucha entre dos de los entrenadores más grandes del fútbol actual. Hoy en día la rivalidad del United y el City se extiende más allá de la ciudad de Mánchester, sobre todo en Asia, donde estos dos clubes tienen una gran legión de seguidores.

Sin embargo, esto no fue siempre así. De hecho, Old Trafford fue parcialmente bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial, lo que provocó que el United dejara de jugar sus partidos en el “Teatro de los Sueños”. ¿Cuál fue la respuesta del City? La lógica en una situación desgraciada como esta, ceder su estadio, Maine Road, al United.

Mientras que Old Trafford sufría unas costosas obras de reconstrucción ambos conjuntos compartieron estadio sin el menor problema. Sin embargo, siempre hay ligeras tensiones entre las aficiones de ambos equipos. Actualmente los seguidores del United se ríen de los “citizens” ya que nunca han ganado una competición continental, ni la Champions League ni la Europa League. Por el contrario, los seguidores del City se burlan de los aficionados “red devils” ya que en la temporada 2011/2012 ocurrieron dos sucesos importantes para el azul. El primero de ellos fue la impactante derrota por 1-6 contra el Manchester United. Esta goleada ha sido la mayor encajada por los diablos rojos en su casa. En ese mismo partido el díscolo Mario Balotelli hizo su famosa celebración tras anotar el primer gol del partido. Esa camiseta que sentenciaba: “Why always me?” (¿Por qué siempre yo?). La fama del actual jugador del Niza se disparó y comenzaron a salir a la luz acciones discutibles del genio italiano.

Pero ese mismo año llegó un momento todavía más doloroso para los aficionados del United que ese 1-6. Fue el 13 de mayo de 2012, última jornada de la Premier League de ese año, los dos conjuntos de Manchester llegaban empatados a puntos, pero el City tenía mejor diferencia de goles y tenía una ligera ventaja, jugaba en casa frente al QPR, y el United jugaba en Sunderland. En el minuto 92 de encuentro Dzeko hizo el empate para el City, quedaban 3 minutos de añadido y venían malas noticias de Sunderland, el United había ganado 0-1 y en ese momento era campeón. El City lo intentó por todos los medios, hasta que en el minuto 94 el Kun Agüero materializa una jugada individual y lleva el delirio a las gradas del Etihad Stadium, el City era campeón de la Premier League después de 44 años de sequía, y además le ganaba esa liga a su entorno rival, el Manchester United.

Centrándonos en el derbi del próximo sábado hay que analizar como llegan ambos conjuntos al encuentro. Los dos equipos llegan con pleno de victorias, 3 de 3. El United llega al partido como el equipo menos goleado de la Premier con tan solo un gol en contra, el recibido en el primer partido de liga contra el Bournemouth. En el lado opuesto se encuentra el City, que llega al encuentro del sábado como el equipo más goleador de la liga, con 9 goles en 3 partidos, una grandísima media de 3 goles por encuentro.

Ambos equipos tienen unas plantillas muy completas y tienen diversas variantes a la hora de confeccionar un once inicial. Vamos a establecer una comparativa entre ambas, analizando línea por línea. En la portería el United se sitúa por encima del City, De Gea está a un nivel de forma espectacular y ni Bravo, el último fichaje de Guardiola, ni Caballero parecen ser mejores que el portero de la Selección Española. Sin embargo, la línea defensiva del City es, a priori, mejor que la de sus vecinos. Bailly y Valencia están siendo dos de los mejores jugadores del equipo de Mourinho este año, pero Blind, un central reconvertido, y Shaw no acaban de encajar bien en el sistema y dejan dudas en esta línea. Por el contrario, el City tiene varios recursos y todos ellos convencen a Guardiola, Sagna o Zabaleta en el lateral derecho le proporcionan seriedad defensiva y proyección en ataque.

En el centro de la defensa Otamendi, Stones y Kolarov se disputarán un puesto, los tres son grandes jugadores y están dando el máximo durante este inicio de temporada. Y en el lateral izquierdo tanto Kolarov como Clichy le dan a Guardiola todo lo que pide. En el centro del campo el equipo “citizen” está ligeramente por encima en lo que a términos de calidad se refiere. Con dos interiores como De Bruyne y Silva la creación, el talento y la profundidad están asegurados. Y con Fernandinho como escudero el City tiene un centro del campo de garantías. Mourinho también tiene un gran centro del campo pero no llega a la calidad de sus rivales. Un doble pivote con Pogba y Fellaini no ofrece las garantías que debería, sobre todo gracias al belga. La línea de mediaspuntas mejora algo la situación, ya que con Rooney, Mata y Martial el peligro está asegurado. Sin embargo, el joven Martial tiene algunos detractores que piden a gritos la titularidad de una de las perlas del fútbol inglés, Marcus Rashford.

En la zona de ataque es donde Guardiola tiene su principal problema, ya que Agüero ha sido sancionado con tres partidos después de que se rearbitrara un codazo del jugador argentino a Reid, central del West Ham. Ante este contratiempo es de suponer que el técnico español alineará al joven Iheanacho en la punta de ataque, quien marcó un fantástico gol con Nigeria en este parón. Nolito y Sterling le acompañarán en las bandas, aportando desborde, calidad y quien sabe si incluso goles. Mourinho lo tiene claro, su delantero será el sueco Zlatan Ibrahimovic, que está en un gran estado de forma y que mantiene una gran media goleadora ya que anotó en los primeros tres partidos oficiales de su equipo en esta temporada.

Ahora también hay que tener en cuenta la “lucha” en los banquillos, Mourinho contra Guardiola, ya no es una contraposición de caracteres, sino que también es un enfrentamiento entre dos estilos de juego completamente opuestos. El de Mou, más “defensivo”, con un equipo muy compacto, que no quiere cometer errores atrás y que sale a la contra a una velocidad vertiginosa que es difícil de parar. Y el de Pep, un juego mucho más combativo y bonito, a mi modo de ver las cosas, en el que lo importante es el balón y los pases que se dan entre los compañeros, pero no en horizontal, siempre en vertical, y que tiene un grandísimo peligro cuando llega a las posiciones de ataque. Dos estilos distintos y solo uno podrá ganar.

En la última semana ha habido varios personajes importantes del mundo del fútbol que han dado su opinión al respecto de este partido. El primero de ellos ha sido el siempre polémico Mourinho, que ha criticado que el patrón de selecciones le impida preparar este derbi contra el City de la mejor manera posible. También se ha pronunciado sobre este partido uno de los mejores jugadores de la historia de España, Xavi Hernández, quien ha sentenciado: "El Manchester United - Manchester City siempre ha sido un partido especial, pero con Guardiola y Mourinho se ha llevado a otro nivel”. Sin embargo, el más polémico de todos ha sido el ex centrocampista del United, Paul Scholes, que en unas declaraciones al Daily Mail ha afirmado que prefiere ver los partidos del Royston Town, en la Non-League, que ver al Manchester United, para él es más satisfactorio. Sin duda son unas palabras que van a despertar muchísima controversia en el club y quien sabe si el bueno de Scholes tiene razón, para ello basta con ver este fantástico derbi el sábado a las 13:30.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto