Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Para todo niño pequeño, sus padres son los mayores héroes del mundo y a esa edad tan temprana muchos quieren parecerse a ellos. El pequeño Kasper Schmeichel le decía a su padre, Peter Schmeichel, que quería ser portero como él.

Pero como occure con todo hijo de futbolista reconocido, el peso de la figura del padre es muy grande y la sombra alargada, lo que hace al jugador jugar con una presión añadida. En el caso de los Schmeichel es mayor aun, Peter es considerado como uno de los mejores porteros, es una leyenda del Manchester United con el que consiguió 15 títulos (entre los que destacan una Champions y cinco títulos ligueros). De hecho, es considerado por gran parte de la afición de los 'red devils' como su portero para su XI ideal. Kasper creció futbolísticamente a la sombra de su padre hasta la temporada pasada. Kasper fue una figura clave para que el Leicester consiguiera el titulo liguero la temporada pasada, y de hecho sigue siendo clave en su equipo tanto en liga como en Champions donde se convirtió en el primer portero en detener dos penalties en una eliminatoria; que permitió a su equipo pasar de octavos en el enfrentamiento contra el Sevilla que permitió a su equipo a avanzar de ronda. No siempre todo fue de color de rosas.

El portero danés empezó su carrera futbolística en el último equipo en el que jugó su padre, el Manchester City en 2002. Sin embargo su oportunidad para demostrar su valía en el primer equipo no le llegó hasta 2007. En esos 5 años, Kasper estuvo cedido varios equipos ingleses de categorías inferiores como el Darlington FC y el Bury FC. La sombra de su padre le pesaba mucho y esos años estaba muy lejos de la categoría que se esperaba de él por ser el hijo de quien era. Aun así, Kasper logró grandes actuaciones y buenos recuerdos en esos equipos que le permitieron hacer en la temporada 2007/08 la pretemporada con el equipo skyblue. El pequeño Schmeichel parecía que por fin iba a poder demostrar lo buen portero que era en un equipo que empezaba a apuntar maneras. Pero la realidad fue otra, aunque llegó a jugar los primeros partidos de la pretemporada, el club decidió cederlo de nuevo. En 3 equipos distintos jugó aquella temporada: Falkirk FC de la Scottish Premiership, el Cardiff que por aquel entonces jugaba en segunda división inglesa, y por último el Coventry City donde jugaría el tramo final de liga donde fue titular contribuyendo a la salvación del equipo.

Su vuelta a Manchester fue igual de difícil que las anteriores, seguía sin contar con ninguna posibilidad, por lo que al final de la temporada decidió marcharse al Notts County cuyo entrenador era Sven Goran Eriksson, el mismo que le dio la oportunidad de jugar sus primeros partidos con el Manchester City. El entrenador sueco fue alguien clave en su carrera y cuya confianza marcó un antes y un después para el jugador. Tras unas muy buenas actuaciones, el Leeds United se fija en el jugador y lo ficha un año después. Sin embargo, su estancia en Leeds es también muy corta porque otra vez Sven Goran Eriksson decide llevárselo con el a su nuevo equipo, el Leicester City.

La progresión de Schmeichel y el Leicester van de la mano a partir de ese momento. El Leicester era uno de los equipos favoritos para el ascenso en aquellas temporadas, sin embargo, no consigue ascender hasta la temporada 2013/2014. El resto de la historia es bien conocida por el publico, tras una salvación milagrosa la temporada siguiente, el Leicester candidato al descenso desde antes de empezar la liga se alza con el titulo liguero haciendo historia.

Ese momento es la cumbre del portero danés, la sombra de su padre se hacía un poco mas pequeña y el pequeño Schmeichel dejaría de ser el pequeño Schmeichel, el hijo del gran Peter Schmeichel, para hacerse un nombre propio en la historia del fútbol.

Hay algo en toda la historia que se escapa para muchos y la figura clave de todo esto es su padre. Peter Schmeichel era una leyenda del Manchester United pero tras su salida del club y sus pasos por el Sporting de Lisboa y Aston Villa, Peter jugó para el Manchester City. Solo estuvo un año en el rival del United, pero fue suficiente para despertar cierto odio en parte de los aficionados del United e incluso entre antiguos compañeros. Era la temporada 2002/03, la misma en la que su hijo Kasper se unía a las filas del City. En su ultimo año deportivo, Peter fichó por el máximo rival para darle la oportunidad a su hijo de asegurarse una oportunidad dentro del fútbol a nivel profesional. El tiempo le ha dado la razón, y parece que por fin su hijo podrá dejar atrás su larga sombra.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto