Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

“En comparación con Arnautovic, yo soy un santo” . Así definía Mario Balotelli hace algunos años a su ex-compañero en el Inter. Y es que Marko siempre ha sido un tipo peculiar. Casi tanto como el club al que llega.

Marko dió sus primeros pasos en Austria y en el Twente, del que no tardaría en salir. Con 20 años le llegaba la oportunidad de su vida. Se iba cedido a todo un Inter dirigido en aquel entonces por un tal Jose Mourinho. Pero no sería su mejor temporada. El austriaco no contó prácticamente para Mourinho y tras regresar a Holanda de la cesión Marko puso rumbo a Bremen.

“El nuevo Ibra” ,como ya le habían bautizado por aquel entonces llegaba a un equipo en transición que venía de ver como sus años dorados acababan. Y este contexto no ayudo nada a un Arnautovic que le había costado al Bremen una millonada (6,5 millones). A Marko se le comparaba mucho con Ibra, y no solo en lo físico. Este tenía una fama de díscolo atípica a su edad y que no compensaba en absoluto con su nivel futbolístico.

Tras tres años en los que no consiguió arrancar en Alemania, Marko llegaba por 2,8 millones de euros a Stoke-on-Trend. Su vida cambiaba radicalmente. El de Viena llegaba a Inglaterra sabiendo que su ultimo tren partía. Mark Hughes le ayudaría a no dejarlo escapar. Ya son cuatro los años que lleva en la Premier. Cuatro años en los que no ha dejado indiferente a nadie. Y esta vez la causa tiene que ver con lo deportivo.

El austriaco deja Stoke como líder absoluto de un equipo que de la mano de Hughes se ha asentado definitivamente en la Premier. El Stoke y su entorno tanto futbolístico como climático nunca es sencillo. Aunque para Marko a supuesto el eslabón perfecto para madurar personal y tácticamente.

Arnautovic significa rendimiento asegurado. Algo impensable hace unos años. El ya ex del Stoke atesora un constante peligro por la banda izquierda, desborde a pesar de su 1,93. Marko posee un olfato goleador y una frialdad de cara a puerta digna de cualquier gran 9. Sus latigazos son otra de sus credenciales.

Con él, Bilic se lleva a uno de los mejores extremos izquierdos de la liga. Una posición huérfana de talento en los hammers. Además en un esquema y estilo tan intermitente como el de Bilic, Arnautovic supone un arma competitiva polivalente y de rendimiento seguro en cualquier posición. Este nuevo Marko esta listo para hacer olvidar a Dimitri Payet.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto