Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Queda poco más de un mes para que arranque la Premier League. Una Premier que será especial, y es que por tercera vez en la historia, los tres equipos que ascendieron la pasada temporada repetirán. Algo que aunque insólito, cada vez es menos extraño, porque si algo conlleva el salto de nivel que ha dado la Championship es la alta competitividad que arrastran los equipos que consiguen subir. Cada uno a su manera, con sus altibajos, pero Huddersfield, Brighton y Newcastle han conseguido mantenerse en la primera categoría del fútbol inglés. Wolverhampton, Cardiff y Fulham intentarán repetir la machada. Fue de los tres equipos, el Fulham, el que más tarde subió. Sin embargo es el club londinense el que más estabilidad ha mostrado en lo que llevamos de siglo.

A pesar de esto no hay que olvidar el tortuoso camino que ha supuesto para el Fulham regresar a la Premier. Solo encontrando ese aura que tanto le caracterizaba y que tantos éxitos le dio ha logrado regresar. Solo con Slavisa Jokanovic y un fútbol valiente y de ataque. No podía ser de otra manera.

Posiblemente para un aficionado neutral, decir Fulham sea evocar aquel conjunto dirigido por Roy Hodgson, al que solo el Atlético de Madrid pudo arrebatar una Europa League. Un Fulham que hizo de Cavre Cottage una excepción. Un bastión ajeno a la regla donde devoró al Shakthar de Fernandinho y Willian o a la Juventus de Trezeguet y Del Piero. Donde ahogó a Van Nistelrooy o Dzeko. Convirtiendo el mágico y bello Cavren Cottage en una pesadilla europea donde Dempsey, Gera, Duff y Zamora eran los verdugos.

Nunca más volvió Europa a Cavren Cottage. Años después, el estilo acabaría rompiendo, significando un descenso a los infiernos especialmente drástico. Tan desgarradora fue la caída que hicieron falta dos años y Slavisa Jokanovic para tomar aire. Dos temporadas para volver a respirar y despertar. Fue en 2016 donde un tipo visceral como Jokanovic llegaría para salvar en todos los sentidos a un equipo que se iba a la deriva. Fue entonces cuando todo empezó a fluir. El equipo empezó a adaptar sus necesidades a las exigencias de una liga voraz. Una liga que te exige hasta llevarte al límite. Nombres para competir empezaron a llegar al conjunto londinense. Un conjunto que de menos a más se metió en Play Off. Con un nombre por encima del resto, Tom Cairney. Un jugador para dominar, un estilo valiente, bello, pero que no fue suficiente para acabar con un Reading de Jaap Stam que llegaba en una forma incontestable al duelo por ascender.

Era quizás demasiado pronto, demasiado bonito en una competición con memoria que exige una fortaleza mental que quizás no había conseguido arraigar Jokanovic todavía. Pero el cuento no había terminado, en contra de los pronósticos, Cairney renovó, asegurándose los cottagers tener al mejor jugador de la liga en sus filas. A su vez, un joven lateral nacido en el 2000 emprendería el viaje del héroe. Un viaje con dudas iniciales, pero que le llevaría a ascender a los cielos de la mano del equipo de su vida. Siendo reconocido como el jugador más valioso de la Championship.

Porque aunque hasta Enero hubo dudas, Slavisa Jokanovic encontraría en un compatriota olvidado y con hambre, como era Mitrovic, todo lo que le faltaba a su Fulham. Aroma balcánico que ayudaría a los de Jokanovic en un sprint final vertiginoso y que le llevó a pelear hasta la última jornada por el ascenso directo. Sin embargo el camino del Fulham sería tortuoso hasta el final. Tras una angustiosa eliminatoria ante el Derby County, Wembley sería testigo de como el fútbol hacía justicia con Cairney y el Fulham delvolviéndoles de nuevo, tras cuatro años en el infierno, a su sitio, la Premier League.

Scott Parker ya se ha incorporado al cuerpo téctico de un Slavisa Jokanovic que pretende retener a Mitrovic. Además, nombres como el de Mussachio o Krychowiak empiezan a sonar para un equipo que no ha sido testigo de la revolución económica y de nivel que ha habido en la Premier League, pero que conoce de sobra lo que es tumbar gigantes.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto