Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Quién les diría a los aficionados del Wolves que a partir del 31 de mayo de 2017, el rumbo del club cambiaría drásticamente. Ese día, llegaría a coger el timón Nuno Espirito Santo, ex del Valencia u Oporto.

Con varios años bajo la sombra de una siempre imponente Premier League, los lobos estuvieron condenados al ostracismo de vagar por la Championship y, en ocasiones, consumando el descenso a la Football League One. Ese período de más incertidumbres que certezas, acabó con la llegada del portugués al banquillo. Una temporada pasada casi inmejorable, con el título de segunda división bajo el brazo tras lograr 99 puntos y con sensaciones bastante optimistas de cara a su vuelta a Premier League.

Nuno confió en su sangre, la de su país. Por ello, y por la estrecha relación con Jorge Mendes (también portugués), un número considerable de jugadores lusos llegaron o fueron fichados de forma permanente en este mercado estival. Rui Patrício y Joao Moutinho llegaron de Sporting de Lisboa y Mónaco respectivamente, más los ya incorporados la temporada pasada como Rubén Neves, Hélder Costa, Iván Cavaleiro, Diego Jota o Rubén Vinagre. Hasta siete jugadores de un mismo país bajo las órdenes de un compatriota. Se ganaron muchos adeptos a comienzos de temporada por la enorme inversión en verano y, sobretodo, por el salto cualitativo que daría el equipo en su regreso a primera división.

Nuno en su primer año nos acostumbró a ver un Wolves atractivo y sólido a partes iguales. Con un 3-4-3 fijo durante gran parte de la temporada –sólo con algunos retoques en determinados momentos- Nuno se centró en canalizar toda la creatividad en tareas ofensivas. Los Hélder Costa, Cavaleiro y compañía eran los finalizadores, mientras que Rubén Neves era el encargado de lanzar la jugada y ser el mariscal del centro del campo. Willy Boly, por su parte, era junto a Coady un seguro atrás. En definitiva, cada uno sabía cuál era su función dentro del campo.

Este año y con las llegadas anteriormente nombradas, más las llegadas de jugadores como Raúl Jiménez (máximo goleador del equipo), Adama Traoré o Jonny, el equipo ha dado un salto cualitativo respecto a la temporada pasada.

Actualmente, son siete jornadas las que llevamos de Premier League, y los lobos están dejando una buena imagen. Los empates como visitante ante los dos equipos de Manchester han llevado al equipo de Nuno a pensar en grande. 3 victorias, 3 empates y 1 derrota es lo cosechado por los Wolves en lo que llevamos de temporada.

Son varias las armas que maneja el equipo dirigido por el luso: las jugadas a balón parado, el tremendo potencial ofensivo y lo más importante para establecerse en la categoría, seguridad atrás.

Posiblemente, como aspectos negativos a mejorar, pueden estar el defender los tiros lejanos y tener más contundencia a la hora de finalizar jugadas. De momento queda mucha temporada por delante, pero los Wolves han entrado en el corral con hambre de comerse todo lo que se interponga en su camino.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto