Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Esta presente edición de Champions League nos ha dejado muchos detalles hasta los cuartos de final. Pero uno de los más significativos es la clasificación, desde la temporada 2008/09, de cuatro equipos ingleses en fase final. Siendo la Premier League la primera y única en conseguir semejante hito hasta en tres ocasiones.

Pero para entender el porqué de este pase a la siguiente ronda de los equipos británicos, hay que hacer retrospectiva de sus recorridos a lo largo de esta edición. Dicho y hecho.

Aquel 30 de agosto de 2018 en el que se sorteara la fase de grupos en Mónaco ya parece lejos. Con un resultado poco benévolo para los equipos ingleses, iríamos viendo conforme pasaban las jornadas que no se lo pondrían nada fácil.



Tottenham

En el grupo B, el Tottenham de Mauricio Pochettino tendría que superar tres obstáculos, a cada cual más complicado. PSV Eindhoven, Inter de Milán y F.C Barcelona serían tres rivales a los que para ganar había que sudar la camiseta. Hecho que sí sucedió pero al que no acompañaron los resultados.

vs INTER vs BARCELONA vs PSV
2-1 (Fuera) 2-4 (Casa) 2-2 (Fuera)
1-0 (Casa) 1-1 (Fuera) 2-1 (Casa)


El equipo londinense tuvo tramos de buen fútbol en esas seis jornadas. En la derrota contra el Inter en Milán o el empate en Eindhoven contra el PSV fueron momentos puntuales los que causaron dichos resultados. Un gol por parte de los italianos en el 92’ y otro de los holandeses en el 87’ cambiaron dos resultados que podrían haber sido muy distintos, y por ende, una clasificación más holgada de los ingleses. Sin embargo, aunque en los ‘Spurs’ se denotaba una falta de variantes propias de una plantilla tan limitada, fueron capaces de aprender de errores pasados y lograron una clasificación merecida y sufrida a partes iguales.

Llegarían los octavos de final y con ellos un cruce atractivo para el aficionado neutral pero rancio para ambos equipos. Tottenham y Borussia Dortmund se enfrentarían por segunda vez en dos años.

Y el resultado no pudo ser mejor para los londinenses. Un 3-0 en casa (sin Harry Kane) sobró para encarrilar la eliminatoria, y con el 0-1 de la vuelta se solventó un cruce que Mauricio Pochettino y sus pupilos supieron manejar a su antojo ante un Dortmund inoperante. Pase a cuartos de final con buenas sensaciones.

Pero el destino es caprichoso, y ha querido enfrentar al Tottenham contra un Manchester City en auge. Sin duda, uno de los cruces más atractivos de ver y con demasiados alicientes como para perdérselo. Mauricio Pochettino contra Pep Guardiola desde la pizarra, Harry Kane contra Agüero frente a la portería, Son-Lucas contra Sané-Sterling, y un largo etcétera en un partido que seguro nos dejará detalles a borbotones.



Liverpool

Con un proyecto más que asentado de la mano de Jürgen Klopp, el Liverpool comenzó esta edición siendo uno de los rivales a batir, y con la medalla de finalista colgada al cuello de la temporada pasada. Pero el sorteo le depararía un panorama nunca antes visto en la ‘Era Klopp’. Un grupo formado por PSG, Nápoles, Estrella Roja y el mismo Liverpool sería el denominado “grupo de la muerte”.

vs PSG vs NÁPOLES vs ESTRELLA ROJA
3-2 (Casa) 1-0 (Fuera) 4-0 (Casa)
2-1 (Fuera) 1-0 (Casa) 2-0 (Fuera)

Estos resultados nos dejaron varios detalles. En primer lugar, los ‘Reds’ alternaron su juego directo y agresivo que les ha caracterizado con un juego más conservador que de costumbre, lo que les hizo peligrar la clasificación a la siguiente ronda. Un error en un momento concreto podía mandar a casa a cualquiera. La derrota en casa del Estrella Roja o el gol de Insigne en el 90’ para dar los tres puntos al Nápoles en casa fueron esos errores no forzados que podían haber decantado la balanza al lado negativo. En segundo lugar, y siendo consecuencia de lo primero, no se vio al mejor Salah (incluso así fue decisivo en varios tramos), pero sí a una columna vertebral que respondió cuando se les necesitaba. Alisson- Van Dijk- Wijnaldum- Firmino para amarrar un pase a octavos de final muy caro.

En dicha fase se encontrarían a un Bayern de Múnich que no fue lo de antaño, pero con mimbres de sobra (y experiencia) para eliminar a cualquiera. Un 0-0 en Anfield -causa del miedo a ese error no forzado- dejaría todo para la vuelta, y fue ahí donde pudimos ver a un Liverpool más parecido al de la temporada pasada. Un imperial Van Dijk en todos los sentidos (marcó gol y dio asistencia) y dos goles de Mané dieron el pase a cuartos al equipo de Klopp. El equipo inglés se vestiría de verdugo una vez más.

En cuartos de final esperará el Oporto, equipo al que los ‘Reds’ pasaron por encima la edición pasada con un 5-0 en el global de la eliminatoria. Y aunque el equipo inglés sea claro favorito, más si cabe que la temporada pasada, los de Sérgio Conceiçao pueden hacer daño a los británicos con jugadores como Marega, aquel que fue clave en la eliminatoria frente a la Roma. Otros como Pepe, Héctor Herrera o Yacine Brahimi son las mejores bazas de los portugueses, que sin duda tienen poco que perder y mucho que ganar.



Manchester United

De los cuatro representantes ingleses, el Manchester United era el menos favorito para pasar a la siguiente ronda. El mal comienzo en liga preveía una caída rápida del equipo en competiciones europeas, y encuadrados en un grupo con Juventus, Valencia y Young Boys, no había muchas esperanzas puestas en el equipo de Mourinho.

vs JUVENTUS vs VALENCIA vs YOUNG BOYS
0-1 (Casa) 0-0 (Casa) 0-3 (Fuera)
1-2 (Fuera) 2-1 (Fuera) 1-0 (Casa)

Con una puesta en escena bastante pobre (en todos los partidos en general), el Manchester United salió vivo de la quema, y con una victoria clave pero sorpresiva en el Juventus Stadium fue capaz de clasificarse a octavos de final. Los constantes errores defensivos, pasando por la escasez de un juego fluido y terminando con el poco acierto de cara a puerta eran motivos más que razonables para imaginar unos octavos sin el Manchester United en ellos. Pero como en esto del fútbol nada es imposible, los ´Red Devils’ esperaría al PSG en la siguiente ronda.

Pero para poner en contexto este cruce, hay que hablar de Ole Gunnar Solskjaer. El cese de Mourinho y la contratación del noruego dio un giro radical a la situación del gigante inglés. Una racha importante de victorias y un aumento progresivo de la auto-confianza del equipo hicieron que la eliminatoria contra el PSG se viera con otros ojos. Y si a ello le sumábamos que Neymar y Cavani no jugaban, las posibilidades aumentaban.

En la ida, un 0-2 en contra, con Pogba sancionado para la vuelta y con un PSG mostrando un juego superior al de los ingleses, nadie en el mundo imaginaría una hazaña tan imprevisible como la que el equipo de Manchester fue capaz. Llegaban a París con todo en contra y se fueron de la capital francesa con todo a favor. Aunque es cierto que el resultado fue engañoso viendo lo propuesto por un equipo y otro, dos errores groseros del PSG, una fe inquebrantable en lo que hacían y el acierto en los momentos claves fueron la causa y efecto de que el Manchester United vuelva a unos cuartos de final después de cuatro años sin conseguirlo.

Ahora tienen ante sí un obstáculo difícil de superar: el F.C Barcelona. Veremos si el acierto de Lukaku, el talento de Pogba y la solidez defensiva mostrada últimamente serán suficientes para parar la determinación de Messi, el don de la oportunidad de Suárez o el control sobre el juego de Arthur, entre otros.



Manchester City

El equipo de Pep Guardiola ha sido, de los cuatro equipos ingleses, el conjunto que menos ha sufrido para llegar hasta cuartos de final. Sin embargo, ha habido momentos puntuales en los que al equipo de Pep les ha faltado esa experiencia de la que todavía carecen en esta competición.

vs O.LYON vs HOFFENHEIM vs SCHALKE 04
1-2 (Casa) 1-2 (Fuera) 0-3 (Fuera)
2-2 (Fuera) 2-1 (Casa) 6-0 (Fuera)

Los ‘Sky Blues’ sólo tropezaron en el enfrentamiento directo contra el Olympique de Lyon, consiguiendo 1 punto de 6. Pero en general, las prestaciones del equipo fueron notables. Ederson con sus desplazamientos en largo, Laporte siendo un muro defensivo, Fernandinho como eje en el centro del campo o la amplia variedad ofensiva fueron un calvario para los rivales. El pase a octavos de final estaba casi garantizado desde antes de comenzar la fase de grupos.

El Schalke 04 sería el próximo rival del Manchester City, y pese a ser claros favoritos ante los alemanes, el partido de ida en Gelsenkirchen dejó claros y oscuros en el equipo de Guardiola. Dos goles del equipo de Tedesco en la primera parte (ambos de penalti) ante el tempranero gol de Agüero hicieron dudar a los mancunianos, pero la entrada de Leroy Sané dio luz en la oscuridad, y su aportación fue clave para acabar con 2-3 en el marcador. La vuelta fue un monólogo inglés, que ante la inoperancia alemana cerró el global de la eliminatoria en un 10-2.

Como dije anteriormente, el rival del Manchester City será el Tottenham, por lo que sólo podremos ver como máximo a tres equipos ingleses en semifinales.

Lo que sí está claro es que el juego del trono ha comenzado. ¿Quién será capaz de destronar al Real Madrid?

 

El juego del trono...

...ha comenzado.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto