Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

En estos momentos el Chelsea Football Club se encuentra en reconstrucción. Debido a la prohibición para fichar hasta el verano de 2020 y a la salida de futbolistas importantes como Eden Hazard (Real Madrid) o David Luiz (Arsenal).

A través de dar oportunidades a jóvenes, que están respondiendo muy bien, todo hay que decirlo, como Mason Mount, Tammy Abraham, Fikayo Tomori, están consiguiendo salir adelante en este comienzo de temporada 2019/2020. Va a ser complicado que igualen lo que hicieron la pasada, en la que fueron campeones de la Europa League. Pero nunca se sabe lo que puede pasar en el fútbol. A veces pasan cosas insólitas fruto únicamente de la casualidad, aunque también del éxito de los equipos. En este nuevo artículo queremos recordar aquella ocasión en la que el Chelsea fue al mismo tiempo campeón de la Champions League y campeón de la Europa League. Pero, ¿cómo es eso posible?

Ocurrió en el año 2013. En la temporada 2011/2012, “The Blues” ganaron la competición de clubes más importante de Europa al imponerse en la final al Bayern de Múnich en los penaltis por 4-3, después de que el partido quedara empatado 1-1. Los de Londres obtuvieron este triunfo después de eliminar al FC Barcelona en semifinales, al Benfica en cuartos de final y al Napoli en octavos de final. Curiosamente, ese año compartió la fase de grupos, como sucede en este, con el Valencia. Ganaron la Champions pero la campaña siguiente quedaron relegados a jugar la Europa League. Esa suele ser una mala noticia para todos los clubes que aspiran a triunfar en el máximo torneo pero al final del año futbolístico no pudieron más que celebrar. El 15 de mayo de 2013, el Chelsea derrotó al Benfica en la final por 1-2.

Frank Lampard, ahora entrenador del primer equipo, Juan Mata, Fernando Torres, César Azpilicueta y Ashley Cole, entre otros, a las órdenes de Rafa Benítez, se proclamaron campeones de la Liga Europa de la UEFA un año después de haber hecho lo propio con la Liga de Campeones. Y aquí es donde entra la curiosidad, donde viene lo insólito. Ese mismo año, la final de la competición más grande se celebró el 25 de mayo, con el Bayern de Múnich venciendo al Borussia Dortmund por 1-2.

En esos diez días que pasaron desde el triunfo de los ingleses hasta la coronación de los alemanes, el Chelsea Football Club fue al mismo tiempo campeón de la Champions League y campeón de la Europa League. Un hecho insólito en el fútbol mundial que nunca más ha sucedido en la historia del deporte rey.

Al ganador de la Liga de Campeones se le suele considerar el rey de Europa. Pero en ocasiones el ganador de la Liga Europa demuestra en la Supercopa de Europa que eso no es así. Pero, durante esos diez días, el Chelsea lo fue de verdad.

 

Un hecho insólito...

... en el fútbol mundial.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto