Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Columnas

La primera vez que vi lo que había más allá del Juan Mata futbolista fue en una televisión española en un conocido programa a través de una entrevista con distintos deportistas de élite llamado “Algo más que deporte”.

En el caso concreto de Mata hablaba sobre su oficio, el fútbol, pero alejado de lo que todo lo que uno piensa cuando le viene a la menta la imagen del futbolista.

La Premier League podía presumir la temporada pasada de contar con algunos de los mejores entrenadores del momento; Guardiola, Mourinho o Conte se unían a Pochettino o Wenger. Parecía que iba a ser difícil poder mejorar más aun la calidad de los banquillos. Parecía.

La temporada 2017/18 se caracterizará sin duda por la gran calidad de entrenadores y las oportunidades que eso ofrece al espectador para ver gran variedad de estilos que irán desde el típico “kick and rush” inglés de Sean Dyche hasta el juego puramente de toque de Guardiola.

El fútbol evoluciona. Dicha evolución nos ha llevado al nombrado por muchos “fútbol moderno”, odiado y venerado a partes iguales, contando con características tanto negativas como positivas.

Karanka y Ranieri, dos hombres de fútbol que llevan más años dedicados al juego de la pelota son los que verdaderamente han experimentado ese cambio.

Nadie duda que Arsene Wenger es uno de los mejores entrenadores de la historia del Arsenal. Lo que ha conseguido el alsaciano con los gunners ha sido histórico, pero no está viviendo su mejor etapa.

El fútbol atractivo y de posesión ha mutado, ahora el Arsenal no domina, es dominado, y eso ha cansado a la afición gunner.

Desde el pasado lunes, este mítico cántico ya no volverá a escucharse en el Estadio Olímpico de Londres. A principio de semana, se hacía oficial el fichaje del francés por el Olimpique de Marsella por 25 millones £ (algo más de 29 mill €).

De esta manera, el internacional con Francia, pone fin a su etapa en el West Ham después de una temporada y media.

Para Steven Gerrard, la agonía de la luz, la luz de su carrera futbolística, ha llegado a su último resplandor. Y como dijo alguna vez Federico García Lorca, “quiero llorar porque me da la gana” y quiero hacerlo porque mi mayor ídolo futbolístico cuelga las botas con las que corrió entre barro y gloria, evadiendo rivales e ínfimos fracasos, con la mirada siempre fija en The Kop y en los ojos de los aficionados del Liverpool.

Ojos que reflejaban los sueños de toda una ciudad, los de su primo Jon-Paul, y los del mismo Gerrard. Un chico local liderando al equipo de su ciudad entre gloria y decepción.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto