Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Desde el pasado lunes, este mítico cántico ya no volverá a escucharse en el Estadio Olímpico de Londres. A principio de semana, se hacía oficial el fichaje del francés por el Olimpique de Marsella por 25 millones £ (algo más de 29 mill €). De esta manera, el internacional con Francia, pone fin a su etapa en el West Ham después de una temporada y media.

Recuerdo cuando a finales de junio de 2015, los hammers hacían oficial el fichaje de Payet por 15 millones £. El galo llegaba a Inglaterra tras convertirse en el máximo asistente de la pasada campaña en la Ligue 1 y el jugador con mayor número de pases clave de las 5 grandes ligas europeas. Es por esto que su fichaje era la guinda para completar el nuevo proyecto de Bilic. La vuelta de los irons a Europa ilusionaba a todos los aficionados y Payet era el elegido para ser el próximo ídolo en Upton Park. El flamante fichaje poco tardó en ganarse a los espectadores; entre ellos, a mí. Y es que reconozco que gracias a Payet, mi interés por el West Ham es mayor todavía si cabe. Su clase, su descaro, su pausa, su visión, su regate, su magia… Me enamoraron desde el primer día. Y es que no creo que fuese al único a quien encandilara, puesto que es un futbolista que su juego no pasa desapercibido para cualquier amante del buen fútbol.

Desde el primer momento, se echó el equipo a las espaldas para augurar una gran temporada. Las victorias a domicilio en el Emirates, Anfield, Etihad o Goodison Park quedarían marcadas para siempre en la historia de los iron. Además de una nueva clasificación para Europa League (aunque el desenlace no fuera el deseado en las dos ocasiones). Los aficionados poco tardaron en entonar el ya comentado “We’ve got Payet”, el cual se podía escuchar a una sola voz en el Boleyn Ground y allá donde se desplazara la hinchada hammer. Finalmente, la temporada del galo se saldó con 15 goles y 17 asistencias. Números más que suficientes para ser elegido el mejor jugador del club esa temporada. Sin duda, Dimitri Payet consiguió algo que desde hacía mucho tiempo no ocurría en el este de Londres. Por fin, la afición entera del West Ham volvía a soñar.

Terminada la temporada, llegaba la hora de la Eurocopa en Francia. Allí, tampoco defraudaría. El francés se consagró como una de las estrellas del torneo dejando actuaciones memorables. Para quienes habíamos seguido la Premier League ese año, el talento del mediocentro no nos venía de nuevo. Pero para el resto, se convirtió en un grato descubrimiento y alguien a quien seguir la próxima temporada. Payet había pasado de brillar en el fútbol inglés a conquistar el panorama europeo.

Tras su maravilloso torneo internacional, se le presentaba un gran problema a los dueños del West Ham: retenerle en el club. Fueron varias y de elevadas cifras las ofertas, pero aun así, David Gold y David Sullivan consiguieron atarlo para la presente temporada. Cierto es que la actual edición de los hammers no es del todo como esperaban. Un Payet más irregular e intermitente y los malos resultados del equipo acompañados del cambio de estadio parece que no les ha beneficiado como esperaban. Pese a esto, cuando el francés hacía uso de su don con el balón, el equipo aparentaba la solidez de la temporada pasada.

Sin embargo, la actitud repentina de rebeldía por parte del jugador de querer abandonar el West Ham nos pilló a todos por sorpresa (para que nos vamos a engañar). Nadie se lo podía imaginar. A los aficionados les sentó como un jarro de agua fría. De la noche a la mañana, Dimitri Payet había pasado de héroe a villano para una hinchada entregada hasta el momento a él. A partir de aquí empezó uno de los más sonados culebrones del mercado invernal, y un tira y afloja con el Marsella hasta el pasado lunes. Desde entonces, la ruptura de la afición y el club con el futbolista es total. A día de hoy, su mural en los aledaños del estadio ya ha sido retirado por otro de Carroll y su gol frente al Crystal Palace. Además, desde la directiva del West Ham, han anunciado que devolverán parte del dinero a todo aquel que traiga la camiseta con el nombre de este.

No voy a entrar en si la decisión tomada por el futbolista es la correcta o no, él tendrá sus motivos. Pero después de todo lo que los irons le han dado y lo que significaba para ellos, es una lástima que decida marcharse a mitad temporada. A la cabeza me vienen algunos de sus mejores momentos. Pocos han sido los equipos que no han sufrido sus espectaculares lanzamientos de faltas. Liverpool, Manchester United, Bournemouth, Blackburn Rovers o Accrington son algunos de los que han podido ver sus ejecuciones en el fondo de las redes. Pero sin duda hay dos momentos que nunca olvidaré. Aquel gol de falta la temporada pasada frente al Crystal Palace superando una barrera formada por hasta 7 jugadores consiguió alucinar a medio mundo. Por otro lado, el reciente gol frente al Middlesbrough tras zafarse de 5 jugadores él solo terminó por asombrar a la otra mitad del mundo.

No os voy a engañar, siento predilección por Payet (como habréis podido observar ya a estas alturas). Su marcha es un golpe muy duro y más para un aficionado hammer. Eso sí, sé que le seguiré en su nueva etapa en Francia, ya que su fútbol es delicia para el espectador. Pero hay una cosa que tengo muy clara, su salida no me va a hacer cambiar mi pasión por el West Ham. Porque como una vez dijo el eterno Di Stéfano: ‘Ningún jugador es tan bueno como todos juntos.’

COME ON YOU IRONS!

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto