Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

La Premier League podía presumir la temporada pasada de contar con algunos de los mejores entrenadores del momento; Guardiola, Mourinho o Conte se unían a Pochettino, Koeman, Wenger y Klopp. Parecía que iba a ser difícil poder mejorar más aun la calidad de los banquillos de los equipos ingleses, pero la temporada 2017/18 se caracterizará sin duda por la gran calidad de entrenadores y las oportunidades que eso ofrece al espectador para ver gran variedad de estilos que irán desde el típico kick and rush inglés de Sean Dyche hasta el juego puramente posicional y de posesión de Guardiola.

Tras el anuncio del Crystal Palace del fichaje de Frank De Boer como nuevo técnico se cerraba la lista de los entrenadores que comenzaran la próxima temporada en Inglaterra al mando de los 20 equipos que la componen. El fichaje de De Boer es muy curioso en el sentido de que es una muestra del poder que tiene la liga inglesa sobre otras ligas, ya que es un tanto extraño que el ganador de cuatro Eredivisie (campeonato liguero holandés) firme por el 14º clasificado de la Premier League.

La nueva temporada tendrá 3 entrenadores que han ganado la Champions League (Mourinho, Benítez y Guardiola). Además, estos tres entrenadores han ganado alguna liga en distintos países, a los que se les suman otros seis entrenadores (Klopp, Conte, Wenger, Koeman, Silva y De Boer). Estos números indican que al menos casi la mitad de los entrenadores de la liga saben lo que significa ganar un título. También podríamos contar a otros entrenadores como Clement, Shakespeare, Pellegrino o Wagner que han sido asistentes de Ancelotti, Ranieri, Benitez o Klopp consiguiendo títulos también.

Uno de los principales problemas es que hay mucho entrenador destinado a la corona, para solo un título de Premier. Conte defenderá título y tendrá que competir también en Europa, un reto al que no se enfrentó la temporada pasada. El Liverpool de Klopp deberá dar un paso al frente e intentar aprender de los errores de la temporada pasada para competir por la Premier; por su parte Wenger seguramente se enfrenta a la temporada mas dura de su carrera tras una temporada decepcionante en todos los sentidos en la que parte del Emirates ya se le puso en contra. En Manchester habrá un ultimátum para los dos entrenadores, aunque es cierto que Mourinho acabó salvando la temporada en el ultimo momento se espera mucho mas de él el próximo campeonato; para Guardiola fue la temporada mas decepcionante desde que entrena en el fútbol profesional por lo que no mejorarla es una obligación. El Totenham de Pochetino ya está lo suficiente maduro para exigirle un poco más, tal vez el entrenador con menos éxito de cara a títulos de los llamados equipos grandes de Inglaterra, pero el que mayor transformación ha hecho en su club, del cual que se espera que compita por títulos a corto plazo.

Fuera del top 6 de la Premier al primer entrenador que encontramos es a Koeman que este verano esta llevando a cabo una revolución similar a la que emprendió Pochetino en el Tottenham, rejuveneciendo a la plantilla con jugadores con gran futuro como son Pickord o Klaassen con el objetivo de llevar a cabo un buen papel en Europa y quién sabe si poder asaltar alguna de las primeras seis plazas.

Los aficionados del Swansea y Leicester están ilusionados con la continuidad de Clement y Shakespeare que por primera vez tomaran el mando del proyecto de sus respectivos clubes desde el comienzo de temporada. No se espera que ninguno de estos equipos pase los mismos problemas la temporada pasada, e incluso se muestran optimistas con poder asaltar Europa si despliegan el mismo fútbol desde que ellos se hicieron con el control del equipo.

Marco Silva que fue una de las grandes sorpresas de la temporada pasada al mando del Hull City pese a no poder evitar su descenso, se hace con los controles del siempre difícil Watford donde no solo vale con jugar sino que es necesario sumar y sumar para evitar que la familia Pozzo te acabe destituyendo. Silva es todo un experto en hacer un fortín del estadio local, lo que será una de las claves de la temporada del Watford.

De los recién ascendidos tal vez Benítez sea el que más expectación haya creado ya que su paso por el Liverpool todavía no ha sido olvidado en Inglaterra, y que del Newcastle se espera algo más que competir simplemente por no estar entre los tres últimos. La disciplina y el juego metódico de Benítez seguro que hará que las urracas no pasen desapercibidas esta temporada. Mientras, Chris Hughton tendrá la difícil tarea de salvar a un Brighton & Hove Albion de vuelta a la élite. Wagner también será interesante de ver con el Huddersfield por la influencia de Klopp que fue su mentor en Dortmund.

Dyche y Howe representan ambos proyectos de larga duración y continuistas que empezaron en 2012 y que le han dado muy buenos resultados a Burnley y Bournemouth. Ambos serán unos de los pocos representantes ingleses, junto a Clement y Shakespeare, en los banquillos en esta Premier. Son sin duda los máximos representantes del estilo de fútbol más puramente inglés con el “kick and rush”. Pulis y Bilic continúan a cargo de sus equipos, el primero fue una de las grandes sorpresas con el West Bromwich Albion mientras que el segundo decepcionó un poco en el West Ham del que se esperaba y se espera un poco más.

Los mayores desconocidos esta temporada tal vez sean De Boer y Pellegrino. El primero se hace cargo del Crystal Palace que espera tener un año tranquilo pero al que la llegada del técnico holandés puede darle un toque más competitivo y poder luchar por algo más por lo menos en cuanto a las copas. Pellegrino se hace cargo del Southampton tras una temporada un poco por debajo del nivel del club que se estaba viendo en los últimos años. Pellegrino no es un principiante en Inglaterra, ya estuvo como asistente de Benítez en Liverpool. Tras un año impresionante en el Alavés al que salvó del descenso sin problemas y le llevó a la final de la Copa del Rey, se espera que consiga llevar ese buen fútbol al sur de Inglaterra.

La competitividad que hay en Inglaterra es siempre uno de los puntos favorables de la élite inglesa, que unida a la igualdad que hay entre los distintos equipos la hace una de las más interesantes y bonitas de ver. Esta temporada se une un nuevo factor, la gran calidad en los banquillos que le dará un plus extra para que el aficionado disfrute más aun si cabe de ella.

Estamos sin duda ante una época dorada de la Premier desde el punto de vista técnico que hará a los amantes del fútbol disfrutar de cada momento. Esta es la liga de los entrenadores extraordinarios.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto