Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

La victoria del Manchester City por la mínima en Stamford Bridge contra el Chelsea tuvo la sorpresa de contar con Delph en la posición de lateral izquierdo tras la lesión que dejará al flamante fichaje Mendy prácticamente toda la temporada en el dique seco. La posibilidad que manejaba el técnico nacido en Sampedor para sustituir al lateral galo podría haber sido Danilo, pero no.

Y la lógica hacía pensar que el lateral izquierdo lo cubriría Danilo, recién fichado del Real Madrid por 30 millones de euros, ya que su polivalencia para jugar en ambas bandas, además del centro del campo, ha sido una de las cualidades que hizo que Guardiola se fijase en él, pero no fue así. El Manchester City saltó al campo con Ederson; Walker, Otamendi, Stones, Delph; Fernandinho; Sané, Silva, De Bruyne, Sterling; Gabriel Jesús. Guardiola decidió apostar por Fabian Delph como lateral, falso lateral podríamos decir, ya que Guardiola contaba con ganar la posesión del balón e imaginó a un Chelsea muy replegado y esperando en campo propio cediéndole casi la totalidad del balón al Manchester City.



¿Por qué decimos falso lateral?

Porque la función que tuvo Delph en el partido no era la de un lateral izquierdo al uso. Cuando el equipo atacaba o mantenía la posesión de balón, la función suya era avanzar hacia el centro del campo para conseguir superioridad en esa zona, ayudando por dentro a Fernandinho, Silva o De Bruyne, además de estar muy atento a las coberturas al pivote brasileño cuando este salía de sitio o perdía algún que otro balón. Cuando pasaba esto, el Manchester colocaba una línea de tres atrás formada por Walker en derecha, Stones en el centro y Otamendi era el encargado de caer a la zona izquierda para cubrir la posición de Delph. Así durante buena parte del partido, en situaciones de ataque o posesión de balón, el Manchester City jugaba con una formación de 3-4-3.

No es algo nuevo para Guardiola esta posición ya que en su etapa en el Bayern de Munich esta opción se usó en numerosas ocasiones sobre todo en el costado derecho donde el capitán, Lahm, partía en muchos partidos de lateral derecho, aunque abandonaba la banda para ayudar a Xabi Alonso o Thiago en el centro del campo creando superioridad, o también David Alaba que hacía lo propio pero en la parte izquierda del campo.

Esta posición de Delph se vio favorecida por la profundidad que dio por banda un Leroy Sané con mucho desborde que ha empezado la temporada en muy buen estado de forma, podemos decir que era la función que desempeñaba Kingsley Coman o Arjen Robben años atrás en Baviera, ocupando toda la banda y abriendo mucho el campo, para organizar la jugada por un lado y dejar solo al extremo de la banda contraria para que jugara el uno contra uno contra el lateral.

En posiciones defensivas, Delph volvía al lateral izquierdo para cerrar por aquella banda, haciendo que el equipo de nuevo jugara con el 4-1-4-1 que sobre el papel era la alineación establecida. No quiere decir que Delph vaya a ser el lateral izquierdo titular tras la baja de Mendy, lo que si podemos decir es que en ciertos partidos puede jugar ahí para crear cierta superioridad ante equipos que le cedan totalmente el balón. Otra variante sería jugar con un extremo más en el medio y darle el lateral a Danilo que cuenta con más llegada y profundidad por banda que el inglés.

En definitiva, una decisión muy bien tomada por Pep Guardiola para ganar en un campo complicado ante un rival directo por el título, que cada vez se pone más favorable para los equipos de la ciudad de Manchester.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto