Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

En el mundo del fútbol, y sobre todo en el inglés, podemos encontrar múltiples partidos entre dos equipos de una misma ciudad, también conocido como derbis. Puedes ser lo suficientemente afortunado como para ver un mismo derbi dos o más veces en una sola temporada, pero este no es el caso del Second City Derby, un partido entre los dos equipos de Birmingham: el Aston Villa y el Birmingham City.

El Second City Derby es llamado así dado que Birmingham es la segunda ciudad más grande de Inglaterra. Futbolísticamente hablando es una de las rivalidades más fuertes del país y uno de los derbis con más historia, ya que no todos pueden decir que son centenarios. En este caso, el primer encuentro entre ambos fue hace muchos años. En 1879, durante la época Victoriana. El Aston Villa representaba Aston y el área de Perry Barr (área suburbana en el norte de Birmingham) mientras que el Birmingham City, también conocido como Small Heath Alliance, reunió la zona de Small Heath (el hogar de los famosos Peaky Blinders) y la creciente ciudad de Birmingham. Esta creció, absorbiendo los alrededores, incluyendo Aston.

A pesar de sus orígenes Victorianos, ambos clubes tomaron caminos totalmente diferentes. Los Blues (apodo del Birmingham City debido al color de su uniforme) emprendieron una vida en segunda división, mientras que el Villa ayudó a fundar la Primera División (ahora conocida como Premier League). El Aston Villa aumentó su palmarés mientras que el Birmingham no encontró mucha fortuna hasta los sesentas. El Villa consiguió la inolvidable gesta de conseguir la Copa de Europa, mientras que, el Birmingham, tan solo ha soportado breves periodos dentro del fútbol europeo. Incluso durante un tiempo la rivalidad perdió mucha fuerza dado que el Birmingham City solía rondar por categorías inferiores, así que el Aston Villa encontró en el West Brom esa esencia de derbi perdida con el West Midlands Derby. Una rivalidad que devolvía a la afición de los villanos ese sentimiento de partido local entre vecinos. El Second City Derby no recobró la vida hasta 2002, cuando Steve Bruce consiguió ascender al equipo de nuevo a Premier League, y la rivalidad solo se ha vuelto más feroz desde que fue reiniciada por Graham Taylor (en aquellos años entrenador del Aston Villa) y Steve Bruce.

A pesar de la gran historia de esta rivalidad, durante este siglo se ha convertido en algo especial, todo el mundo se ha dado cuenta de lo que se había perdido durante tantos años. Animes a uno de los dos equipos o no. Ya que este no es un derbi impulsado por la ubicación, la historia o cualquier otra cosa. Está impulsado por puro amor al club y al escudo. La oportunidad de ser el mejor y llevar con orgullo la bandera de la ciudad de Birmingham. Eso es lo que hace este partido tan especial.

En cuanto a los fans, en los últimos 50 años han cambiado mucho y las líneas se han vuelto más borrosas. Áreas que eran consideradas “Blue” en el pasado, ahora cuenta con un seguimiento Villa, y los mismo pasa con las antiguas fortalezas de los villanos. No hay una línea que se pueda dibujar en el cuidad separando los territorios que animan a un equipo u otro.

Es probable que el Aston Villa atraiga a fanáticos de la India como de otras áreas, y eso se debe principalmente a su historia, prestigio y estatus, más que a cualquier otra cosa. Esto también ha llevado a los fanáticos de Birmingham a asumir que el apoyo del Villa está "sobrevalorado, no apasionado, clasista y engreído". Es cierto que los aficionados de Birmingham están orgullosos de que su equipo lleve el nombre de la ciudad, pero eso no significa que tengan el estandarte de la ciudad. El Birmingham City también cree que cuenta con el apoyo de la "clase trabajadora", pero en esta época, eso es cierto para ambos equipos, que probablemente serán seguidos por todo tipo de apoyo, ya sea rico o pobre.

Por otro lado, es cierto que los fans del Aston Villa menosprecian a sus vecinos Blues dado que el Aston Villa es un club más exitoso. Al haber disfrutado de tantos triunfos, desde la perspectiva del Villa parecería que el Second City Derby es el partido más importante del calendario del Birmingham City, pero esto no significa que el Villa no disfrute de la ocasión, ya que cualquier oportunidad es buena para reforzar su legado y recordarle a la ciudad de Birmingham quien es quien manda.

Pero nada de este partido sería tan especial si no fuese por lo grandes momentos que nos ha regalado, ya sea en Villa Park o en St Andrews este encuentro siempre deja anécdotas que se mantendrán en la historia gracias a la pasión que define este derbi. Cada gol y cada segundo importa. No importa qué lugar en la clasificación ocupe cada equipo, este partido iguala a ambos equipos sobre el terreno de juego y lo que ocurre sobre el césped durante noventa minutos queda para la historia.

En primer lugar me gustaría recordar el primer Second City Derby en la era Premier League. El derbi volvió a la cima del fútbol inglés en la década del 2000, y el peso de las expectativas aplastó al Aston Villa, que no pudo vencer al Birmingham City. Este partido será por siempre recordado por los aficionados Blues, debido a que en un saque de banda, el jugador del Aston Villa Olof Mellberg realizó un pase al portero de los villanos, Peter Enckelman, y este falló en su propósito de controlar el balón y acabó dentro de la portería del Villa. St Andrews no podía creer lo que acababa de suceder y fue una auténtica fiesta para los aficionados Blues. El encuentro terminó 3-0 a favor del Birmingham City.

El partido en Villa Park de 2003 fue una absoluta locura. El Villa volvería a perder en el campo y una vez más el partido se lo llevaría el Birmingham City, pero no sin una pelea. Dion Dublin protagonizó una de las escenas más recordadas de la historia del Second City Derby, ya que fue expulsado después de darle un cabezazo en la cara al jugador del Birmingham City Robbie Savage. Después del partido, se inició entre los aficionados de ambos equipos una pelea fuera del estadio que incluía fuegos artificiales, que se lanzaron entre sí y la policía. Para combatir esto, los partidos se iniciaron temprano al año siguiente.

En 2006 comenzó una nueva y dominante era para los villanos en el derbi de Birmingham, y fue con uno de los mejores y más recordados goles de este derbi. Una gran volea aérea del por entonces joven Gary Cahill que deslumbró a todos con aquel acrobático gol. Tras él, llegó la época del gran Gabriel Agbonlahor, que empezó a forjar su leyenda en partidos como estos. Durante un derbi en 2007 con el resultado 1-1, Agbonlahor salvó un gol sobre la línea a 4 minutos del final y en esa misma contra marcó el gol de la victoria. Así que no sólo salvó el partido para el Villa, lo ganó. No verás cosas así fuera del Second City Derby.

Un partido que permanecerá eternamente en la memoria de los aficionados del Villa será en un derbi que ocurrió en 2008 en Villa Park. El conjunto local venció a sus vecinos por 5 goles a 1, jugando uno de los mejores partidos jamás visto en la historia de este derbi.

Y para terminar, sin duda, uno de los momentos más recordados de la historia de este histórico enfrentamiento es uno muy reciente protagonizado por el actual capitán del Aston Villa, Jack Grealish y un aficionado del Birmingham City el 10 de marzo de 2019, el penúltimo Second City Derby jugado hasta la fecha. En el minuto 10 de partido ocurrió uno de los actos más lamentables de la historia del fútbol, cuando un aficionado del Birmingham entró en el estadio y le dio un puñetazo a la joven estrella del Aston Villa, Jack Grealish. Este acto supuso un gran revuelo y el agresor acabo en la cárcel. Jack Grealish consiguió su venganza ya que ese partido termino 0-1 con un gol suyo dándole la victoria al Aston Villa, el club de sus amores.

En conclusión, en el Second City Derby se juega un fútbol apasionante con el objetivo final de llevar la bandera de una ciudad importante como lo es Birmingham. Los aficionados de ambos equipos apoyarán a su club a pesar de todas las dificultades.

No será esta temporada, pero cuando vuelva, no te lo pierdas.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto