Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

“Tanto va el cántaro a la fuente…” es uno de los refraneros españoles más populares que se puede escuchar. Y eso ha sido lo que al menos está pasando en Tyneside, y más concretamente en el Newcastle United. Un equipo que, seguramente como éste que les escribe, primero con la irrupción de Asprilla en los 90 con un ya más que conocido Alan Shearer en la plantilla, unida a la primera película de “Goal”, donde un mexicano llegaba sin ser nadie y triunfaba en al Premier League con los “Toons”, y el paso de españoles como Marcelino, Albert Luque, Xisco o Rafa Benítez han sido más o menos un equipo bastante conocido.

El refranero anterior refleja lo que ha sucedido, especialmente, en los últimos años de la etapa con Mike Ashley como propietario. Después de conseguir, en gran parte gracias a la afición, que Rafa Benítez se quedara tras el descenso a Championsip y, mediante promesa de que iba a tener dinero para fichajes, continuó como Manager devolver el equipo a Premier; el madrileño se cansó y salió tras dos años en la primera división inglesa con el equipo de Saint James Park.

Décimo y décimo tercero, fueron las dos posiciones en las que acabó el equipo inglés con Benítez como técnico. El equipo dejaba escapar a un técnico que según palabras del compañero de “La Media Inglesa”, Nacho González, ferviente seguidor de “Las Urracas” declaró en un video que comenzaba con que la peor de todas las cosas que podía suceder a un seguidor del fútbol era “robarle la ilusión a una afición” y eso era, según el propio Nacho, lo que sucedía en el club de Newcastle con la salida del hoy técnico del Everton.

Su recambio fue Stephen Bruce, técnico de gran bagaje en el fútbol inglés. Dos años y algo más donde no ha llegado, siquiera a igualar los puntos obtenidos por el español y que tras ocupar en la primera campaña 13º, la siguiente 12º y tras dirigir ocho jornadas de esta temporada, fue despedido.

Un movimiento que también se entendió dentro de lo que acabó siendo la compra del club del fondo soberano saudí. Una de las causas de esta caída puede ser la falta de inversión por parte del entonces propietario Ashley. De hecho, en el vídeo que comentamos de la Media Inglesa, Rafa Benítez tuvo un saldo positivo entre ventas y compra de jugadores de 11,2 millones de euros. Algo a tener en cuenta para lo que puede ser primero la vuelta a la Premier tras caer a la Championsip y seguidamente en no volver a caer en el pozo.

Y de esos polvos, estos lodos. Con esos pocos movimientos o movimientos más bien sin excesivo gasto o inversión, puede haber causado que actualmente el Newcastle, ya con la nueva propiedad se encuentre en una posición complicada. Y es que, a pesar de estar a tan solo dos puntos del Watford que hoy cierra las posiciones de permanencia, el equipo que actualmente dirige Edward Howe solo ha tenido una victoria. Fue ante el Burnley y casualmente con Howe ya en los banquillos.

Sin embargo, desde aquellos tres puntos han tenido lugar cuatro encuentros y a excepción del último donde se consiguió un importante empate ante el Manchester United, el resto fueron derrotas abultadas: 4-0 ante el Leicester fuera, 3-1 ante el Liverpool en Anfield y 0-4 en casa. Casualmente, su próximo rival en Liga es el club dirigido por Ranieri. Los aficionados cogieron la nueva propiedad con ilusión y esperanza. Dos conceptos que habían perdido hacía tiempo y que esperan ampliar no solo con los resultados sino con la llegada de nuevas caras para los “Magpies”

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto