Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Jack Grealish ha renovado su contrato con el Aston Villa hasta 2025, acabando con los rumores que lo situaban en uno de los equipos del cada vez menos “Big 6” de la Premier League. Esta noticia ha sorprendido a muchos porque se esperaba que más pronto que tarde el joven futbolista de 25 años abandonara el club de su vida en la búsqueda de mayores éxitos. No nos engañemos, va a pasar mucho tiempo, si es que ocurre, hasta que “The Villians” tengan la posibilidad de competir por entrar en una competición Europea o por ganar el título de liga. Nunca se sabe lo que puede pasar en nuestro querido y loco mundo del fútbol, y es verdad que el conjunto de Birmingham se está reforzando muy bien en este mercado veraniego, pero cualquiera pensaría que Jack Grealish debe dar un paso adelante. Y él no está en desacuerdo, pero quiere hacerlo en su hogar.

Unos meses atrás, en Esto Es Premier comenzamos a hablar de en qué equipo podría recalar la perla inglesa antes de comenzar la temporada 2020/21 que dio inicio el pasado fin de semana. Mencionando especialmente que sería mucho más probable su salida de Villa Park si los villanos volvían a la Championship. Aunque adelantando la posibilidad de que cambiara de aires a pesar de que lograran la permanencia. Obviamente, Manchester United, Chelsea o Tottenham sonaban fuerte como destino para Jack Grealish en nuestras mentes. Con permiso de los Marcus Rashford o Bruno Fernandes, de los Kai Havertz o Timo Werner, de los Harry Kane o Heung-min Son, cualquiera de estos equipos podrían construir un proyecto de cara al futuro con Jack Grealish como eje.

Pero el jugador nacido en la misma Birmingham ha decidido rechazar todas las ofertas que tenía sobre la mesa para quedarse en su casa. Ha sido un movimiento sorprendente, arriesgado y para muchos suicida. Vamos a dejar a un lado la posibilidad de que no cumpla el contrato y en 2021, 2022 o años siguientes se rompa de alguna manera. Porque Jack Grealish tiene 25 años, tiene por delante la mejor etapa de su carrera y hay quien no entiende que quiera pasarla en el Aston Villa, un club que no le permitirá luchar por la Premier League o por la Liga de Campeones, competiciones en las que debería estar un futbolista con tanto talento. Sin embargo, él ha hecho oídos sordos a esto.

Más bien, otra manera de mirarlo sería pensando que Jack Grealish sí quiere ganar el título de liga, que quiere hacerse con la “Orejona”, pero en el club de sus amores. Pensando que estos trofeos no valen nada (o tanto, quizá habría que decir) para él si no los consigue en el Aston Villa. Parece imposible que eso pueda ocurrir en cinco o diez años pero pase lo que pase el joven villano no quiere abandonar el que siempre ha sido su hogar.

Jack Grealish nació un 10 de septiembre de 1995 en Birmingham en una familia de seguidores del Aston Villa. De hecho, su tatarabuelo ganó la FA Cup en 1905 con “The Villians”. Hablamos de Billy Garraty, que inició su carrera profesional en los campos de fútbol en este mismo club en la temporada 1897/98. No tuvo éxito inmediato pero en la 1899/1900 marcó 27 goles en liga para que los villanos se hicieran con el campeonato. Entonces se convirtió en el segundo máximo artillero del equipo en una campaña después del mítico Pongo Waring. Y volviendo al título de copa mencionado, que ganaron unos años después, fue nombrado el jugador del partido. No pudo retirarse en Villa Park pero siempre será recordado con mucho cariño mientras su nieto continúa con su legado.

El amor familiar al club de su ciudad hizo que Jack Grealish se enamorara del Aston Villa y que a la edad de seis años entrara en sus categorías inferiores. Han pasado diecinueve desde entonces y salvo su aventura en 2014 como cedido en el Notts County de la League One nunca ha dejado de ser un villano. Lo ha hecho en cada una de las categorías inferiores, destacando especialmente en la sub 19 y sub 23. Por aquellos tiempos, los cuáles no quedan tan atrás en el tiempo, “The Claret & Blue Army” sabían que un día el joven brummie sería el capitán de su ejército, el líder sobre el que guiar el futuro del club. Y no tuvieron que esperar mucho para ver cumplidos sus deseos. A la edad de 24 años, Jack Grealish se hizo con el brazalete. Con el paso de los meses la presencia del “10” no ha hecho más que fortalecerse y si alguien no tenía claro que Jack Grealish iba a ser sinónimo de Aston Villa ahora nadie lo duda. Y mucho menos él. Todo puede suceder en nuestro querido y loco mundo del fútbol pero si todo sigue el camino que parece que seguirá de ahora en adelante, Jack Grealish será un villano para siempre.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto