Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

El Liverpool acaba de ganar la primera Premier League de su historia. No se debe olvidar que ganaron desde su nacimiento en 1892 un total de 18 títulos ligueros. Ni que son el segundo conjunto que más veces ha conquistado la primera división inglesa, por detrás de su eterno rival, el Manchester United. Y también los segundos que más veces han sido subcampeones. Además, cabe mencionarse que los Reds son el equipo de Inglaterra más laureado en lo que respecta a títulos internacionales. No obstante, desde que el actual campeonato nacional está vigente nunca lo habían conquistado.



Rey de Inglaterra

El Liverpool se convierte en el Rey de Inglaterra con 86 puntos, a la friolera distancia de 23 del segundo, el Manchester City, a falta de siete jornadas para finalizar el campeonato liguero. En estos 31 partidos de Premier lograron 28 victorias, 2 empates y sufrieron sólo una derrota. No pudieron alcanzar al Arsenal de los Invencibles pero tres décadas después, toda una generación, vuelven a ser el mejor equipo nacional.

Una hazaña que han conseguido bajo la batuta de Jürgen Klopp. El técnico alemán firmó con los Reds en 2015 después de haber triunfado en el Borussia Dortmund (2008-2015), donde fue dos veces campeón de la Bundesliga. Sin olvidar su primera aventura profesional en los banquillos con el Mainz 05 (2001-2008).

El club de Merseyside puso sus esperanzas en Klopp. No sólo para ganar para Premier League o para ganar la Liga de Campeones. El objetivo era cambiar la historia del Liverpool, devolver al equipo a la cima de Inglaterra, a la cima del mundo.

Pero el entrenador no es la única cara visible de esta hazaña. Nadie debe perder de vista a futbolistas como Salah (17 goles y 7 asistencias), Mané (15 goles y 9 asistencias), Firmino (8 goles y 7 asistencias), que han sido la punta de la lanza roja.

Tampoco al capitán Jordan Henderson, que además de sumar notablemente con la pelota en los pies lo hace como pocos sin ella. Ni al líder de la defensa, Virgil Van Dijk, que ha jugado todos y cada uno de los minutos, que ha estado el 100% de las veces en el once inicial, y que ha defendido la fortaleza como nadie. Y todo ello haciendo recibido únicamente una tarjeta amarilla.

Del mismo modo debe destacarse el talento en toda la banda derecha de Trent Alexander-Arnold, la garra y corazón por la izquierda de Andrew Robertson, la organización y estabilidad que proporciona Fabinho en la medular, la capacidad de sorpresa de Georginio Wijnaldum o las 14 veces en 22 partidos (estuvo lesionado) que Alisson dejó la portería a cero; la última línea de defensa de los Reds ha funcionado a la perfección y el brasileño se ha alzado como el mejor guardameta del campeonato inglés. ¿Y qué decir de James Milner, Alex Oxlade-Chamberlain, Origi, Matip o Lovren?



La última vez que reinaron

Es este un buen momento para echar la vista atrás hacia lo que ocurrió en aquella campaña 1989-90 de la entonces Football League First Division. Una campaña en la que el Liverpool se convirtió en rey de Inglaterra.

Por aquel entonces los Reds contaban con la leyenda Sir Kenny Dalglish a los mandos de una plantilla formada por nombres harán llorar a muchos al recordarlos: Bruce Grobbelaar, Gary Ablett, Steve Nicol, Alan Hansen, Steve Staunton, Ray Houghton, Ronnie Whelan, John Barnes, Steve McMahon, John Aldridge, Ian Rush, David Burrows, Peter Beardsley o Ronny Rosenthal. Sin olvidarse que el entrenador también realizaba el rol de jugador.

Los dueños de Anfield lograron el ansiado campeonato liguero en 1990 con 79 puntos, cuatro menos de los que tienen ahora. Habían ganado 23 partidos, empatado 10 y perdido 5.

Tuvieron también el mayor acierto de cara a portería de toda la temporada, sumando un total de 78 goles. Esto fue gracias en gran parte al enorme acierto de John Barnes, que fue el máximo artillero de la temporada con 22 dianas.

También fueron el equipo que menos tantos recibió, con 37. Aquí no debe olvidarse a Bruce Grobbelaar, uno de los guardametas más grandes de la historia del Liverpool, quien además destacaba por su juego de pies. Esto no resulta tan sorprendente actualmente pero por aquel entonces apenas se hablaba de que un portero pudiera, quisiera o necesitara tener esas habilidades.

Han pasado 30 años desde la última vez que el Liverpool consiguió la corona de la liga inglesa. Lo que ocurrió aquel 28 de abril de 1990 nunca ha vuelto a suceder en la ciudad de The Beatles.

Ese día vencieron 2-1 al Queens Park Rangers con goles de Ian Rush y John Barnes para celebrar el que nadie se esperaba que fuera su último campeonato liguero.

Tanto tiempo ha pasado que durante mucho tiempo se habló de una maldición. Una maldición que los Reds están más cerca que nunca de romper.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto