Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Ayrton Senna dijo una vez que “el segundo es el primero de los perdedores”, y no le falta razón. Así se deben de sentir, en parte, tanto Pierre-Emerick Aubameyang como Danny Ings, pese a que el gabonés lograse el curso pasado ganar la bota de oro como máximo goleador de la Premier League (galardón compartido con Sadio Mané y Mohamed Salah). Ambos, con un total de 22 goles, se quedan a apenas un gol del máximo goleador de la Premier League 2019-2020, que no es otro que Jamie Vardy con 23 tantos.

Como la historia no va siempre de hablar de ganadores vamos a hablar de un segundo clasificado. El compatriota de Vardy, Danny Ings, bien merece una mención en esta temporada tan atípica. Pese a lo agridulce de no ganar la bota de oro debe de estar orgulloso de haber realizado la mejor temporada de su carrera en el máximo nivel del fútbol inglés.

Su curso 19/20 de la mano de Ralph Hasenhüttl ha sido simplemente espectacular. Los números hablan por sí solos. 22 goles en las 38 jornadas que completan la temporada de Premier League, lo que significa que ha marcado más goles en esta temporada que en las cuatro temporadas precedentes en la élite, en las que sumando todos los goles anotados entre Burnley, Liverpool y la temporada pasada en Southampton sumaba 21 goles en su haber. Sin duda en cuanto a rendimiento y cifras goleadoras una temporada que le hubiese permitido disputar la EURO 2020, pero que debido a la pandemia mundial provocada por la Covid-19 no ha podido disputarse, por lo que veremos si en un futuro forma parte del abanico de delanteros ingleses que selecciona Gareth Southgate.

A apenas un gol de compartir gloria y tan solo a dos goles de saborearla. Un distintivo individual, la bota de oro de la Premier League, que no han logrado ganarlo con asiduidad los delanteros ingleses en los últimos 20 años. Desde que Kevin Phillips marcase 30 goles en 36 encuentros con el Sunderland en la temporada 1999-00, tan solo Harry Kane ha logrado hacerse con este galardón en las temporadas 2015-16 y 2016-17, debido a que jugadores extranjeros como Didier Drogba, Thierry Henry, Ruud Van Nistelrooy o Robin Van Persie irrumpieron y destacaron en las delanteras de los principales clubes de la Premier League que apenas han contado con delanteros nacionales de más de 20 goles en sus filas. Por lo que la temporada de Jamie Vardy con un club que aspira a entrar en Europa cada año es muy meritoria, pero el hecho de que Danny Ings haya logrado quedarse tan cerca del vencedor, con un club que incluso estuvo defenestrado tras los 9 goles encajados precisamente contra el Leicester de Jamie, no hace más que vislumbrar que Danny ha conseguido por fin explotar todo su potencial de la mano del técnico austriaco.

128 minutos por gol ha sido el promedio de Danny durante este curso. El mejor promedio de la competición, solo por detrás del promedio goleador del Kun Agüero (91 minutos por gol) y teniendo en cuenta que el argentino no ha podido llegar ni a los 1.500 minutos esta temporada, debido a sus lesiones, frente a los 2.812 minutos que ha disputado el delantero inglés. Ings ha disparado en las 38 jornadas que ha disputado un total de 66 veces de las cuales 38 han ido a portería, lo que significa el 58% de sus disparos realizados. Además, el inglés ha repartido dos asistencias durante esta temporada tan irregular del Southampton que pasó de contar en todas las quinielas como descendido a salvarse con tranquilidad en mitad de tabla, a apenas 7 puntos de disputar competición europea. De los 51 goles que ha logrado anotar el Southampton, el bueno de Danny ha participado en el 47% de esos tantos, por lo que su importancia para su club no deja lugar a dudas.

Por el bien del conjunto sureño esperemos que lo de Danny Ings no sea solo cuestión de una temporada y acostumbre a conseguir cifras goleadoras que le permitan codearse con los principales artilleros de la liga año tras año. A sus 28 años está en su mejor momento y por fin parece haber llegado a las expectativas que generó cuando fichó por el Liverpool allá por 2015. Todo aficionado al fútbol inglés espera que no sea, como dicen en las islas, un “one season wonder” y se convierta en el delantero inglés que estaba predestinado a ser.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto