Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

No han podido disputarse todos los encuentros de la primera jornada de la Premier League 2020/21 pero lo que sí lo han hecho han bastado para que los seguidores de la mejor liga del mundo del fútbol disfrutaran de los tres equipos recién ascendidos: Leeds, Fulham y West Bromwich Albion. Los rivales fueron, respectivamente: Liverpool, Arsenal y Leicester. No fueron malas opciones para que los que acaban de llegar sepan a qué saben las mieles de la élite del balompié inglés.



Leeds

16 años es mucho tiempo, con toda probabilidad muchos de nuestros lectores nunca han visto a “The Whites” en la primera división nacional. La última vez fue en la temporada 2003/04. Entonces finalizaron el año en la posición 19, descendiendo a la Championship junto al mencionado Leicester y a los Wolves. Ambos pudieron recuperarse mucho antes de este mal momento pero el Leeds no pudo hacerlo hasta unos pocos meses atrás. De hecho, cabe mencionarse que de 2008 a 2010 jugaron en la League One.

En su anterior aventura en la Premier League, el equipo dirigido ahora por Marcelo Bielsa contó tanto con Peter Reid como con Eddie Gray como entrenadores; del mismo modo, los ahora Kalvin Phillips, Pablo Hernández o Patrick Bamford ocupan el sitio en el vestuario de los Mark Viduka, Alan Smith o James Milner, que en el presente triunfa en el Liverpool. Un Liverpool frente al cual perdieron aquella campaña cuando visitaron Anfield.

Nunca es fácil enfrentar a los “Reds”, mucho menos como primera prueba en la categoría de oro del fútbol británico, pero esto fue lo que ocurrió el pasado sábado 12 de septiembre. El Leeds recibió la bienvenida dieciséis años después a la Premier League en la casa del vigente campeón. Cualquiera hubiera adelantado previo al encuentro que los monarcas harían valer su mayor talento y experiencia para lograr una cómoda victoria en su estadio. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Ni Marcelo Bielsa ni sus chicos tenían pensado abandonar Merseyside sin luchar. Ni siquiera cuando Salah adelantó a los locales en el minuto cuatro de partido. De hecho, los visitantes ni siquiera dieron un paso hacia atrás para resguardarse, pensando en una posible goleada, sino que continuaron empujando y empujando, presionando y presionando. De esta manera, en el minuto doce Jack Harrison consiguió el empate tras una asistencia de Kalvin Phillips. Ocho minutos necesitaron para empatar y ocho minutos necesitó el Liverpool para volver a ponerse por delante; Virgil van Dijk cabeció un centro de Andrew Robertson adentro de la portería. No obstante, el Leeds siguió con la misma estrategia, con la misma valiente estrategia y diez minutos después Patrick Bamford, que había fallado un mano a mano con Allison, aprovechó un fallo del mencionado Van Dijk para devolver el empate al marcador. La locura de primera parte que ambos equipos entregaron tuvo su guinda cuando de nuevo Salah puso por delante al Liverpool antes del descanso. No ocurrió lo mismo en la segunda, aunque el Leeds no cesó en su empeño de mostrar su valentía, su osadía, podría decirse. Tanto fue así que en el minuto sesenta y seis Mateusz Klich mandó el balón a guardar en la portería local tras una asistencia de Hélder Costa. Ambos conjuntos se enfrentaron en la siguiente media hora buscando la victoria hasta que Rodrigo, el flamante fichaje de esta temporada del Leeds, cometió penalti sobre Fabinho a falta de menos de cinco minutos para el descuento. Un penalti que Salah se encargó de anotar para poner el definitivo 4-3 en el electrónico. Los de Marcelo Bielsa no consiguieron ganar a los de Jürgen Klopp pero sí mostraron claramente que han vuelto a la Premier League para quedarse, que no van a dar un paso atrás ante nadie y que van a luchar con uñas y dientes para continuar en la élite de país.

El propio Klopp dijo lo siguiente después del partido:

“El Leeds es diferente a todos los demás equipos y hará una gran temporada”.

Por su parte, Marcelo Bielsa declaró:

Valoro la rebeldía del equipo. También evitamos que Liverpool jugara como lo hace siempre, hicimos muchos esfuerzos para que no se impusieran sus individualidades. Pero el análisis final muestra un desnivel en favor de ellos”.



Fulham

Nada tuvo que ver el Leeds vs. Liverpool con el Fulham vs. Arsenal que dio inicio a la temporada el mismo día. Del mismo modo que nada tienen que ver las historias de los dos recién ascendidos, ni tampoco cuándo y cómo fueron sus últimas aventuras en la Premier League. “The Cottagers” no tuvieron que esperar demasiado tiempo para volver a la primera división inglesa puesto que la habían abandonado en 2019, cuando quedaron en la posición 19 después de un importante desembolso de dinero en el mercado de verano previo para precisamente buscar asentarse al máximo nivel. Pero los grandes fichajes no pudieron armar un gran equipo y al final del año se vieron cayendo a los infiernos.

No obstante, como decimos, no pasaron demasiado tiempo entre llamas y tan sólo un año después están de nuevo entre los mejores del país. Es pronto para saber cómo será su camino hasta que finalice la temporada en 2021 pero no la han comenzado de la mejor manera. El Fulham perdió por 0-3 ante el Arsenal en su casa, Craven Cottage.

Hubo buenos destellos de Harrison Reed, Tom Cairney o Joe Bryan, pero no fueron suficientes para detener a Aumabeyang, Willian o Gabriel. En realidad, fue Alexandre Lacazette quién abrió la lata en el minuto ocho tras una jugada bastante desafortunada del Fulham. El delantero supo aprovechar los errores para marcar su primer gol esta temporada. El Arsenal además estuvo cerca de anotar un segundo tanto en la primera parte cuando Willian mandó una falta en la frontal al palo. Los visitantes estaban muy cómodos en el partido cuando el mencionado Gabriel conectó un cabezazo a centro de su nuevo compañero para ampliar la ventaja. Y menos de diez minutos después Aumabeyang sentenció con un golazo en contragolpe tras un pase del propio Willian, que dio dos asistencias en su debut.

No debemos olvidarnos de Mikel Arteta, principal responsable del buen momento que viven “The Gunners”. El técnico español apenas está iniciando su etapa como número uno de los banquillos pero ha demostrado que tiene una gran personalidad, que sabe perfectamente lo que tiene entre las manos y que quiere devolver al equipo del que una vez fue capitán a la cima de Inglaterra. Si lo consigue o no está por ver pero desde luego está haciendo un gran trabajo a los mandos.

Mientras, Scott Parker, entrenador del Fulham, no fue capaz de encontrar las soluciones a todos los problemas que planteó el Arsenal sobre el terreno de juego. Tampoco se le puede culpar demasiado, como ocurrió con el Leeds, estaba enfrentando a uno de los más grandes de las islas. Además, es importante apuntar que esta está siendo prácticamente su primera experiencia como entrenador en la Premier League. Prácticamente porque ya estaba al timón del equipo cuando este descendió el año pasado, aunque, para ser justos, entró en el mes de febrero, cuando se encontraba en la posición en la que finalizaría, cuando Claudio Ranieri fue cesado debido a los malos resultados. Entonces no pudo salvar al Fulham del desastre pero esta es una nueva oportunidad. Una nueva oportunidad después de haberlo devuelto en tan sólo una temporada a la primera división. Existen motivos de sobra para creer en Scott Parker y si bien lo visto en este primer encuentro no hace mirar con esperanzas al futuro, queda mucho camino por delante.

Precisamente el técnico inglés se pronunció de esta manera tras los 90 minutos:

Cuando eres un equipo como nosotros, tienes que aprender rápidamente. Este ha sido mi mensaje desde que volvimos. Este año vamos a perder algunos partidos, pero no podemos dejar que eso nos detenga. Tenemos que aprender, tenemos que seguir adelante, tenemos que ser lo suficientemente grandes para entender dónde cometemos los errores. Con respecto a la incorporación de jugadores, creo que todos somos conscientes de que cuando llegas a la Premier League estás dando un salto enorme. Por supuesto, para evolucionar, para desarrollarnos, necesitamos traer jugadores para ser mejores. Ese es nuestro objetivo”.



West Bromwich Albion

El domingo 13 de septiembre de 2020, los seguidores del West Bromwich Albion vieron a su equipo volver a la Premier League dos años después. Fue en la temporada 2017/18 cuando volvieron a la Championship, una competición que no disputaban desde 2008. Una década más tarde acabaron los últimos de la clasificación y tuvieron que regresar a la categoría de plata. Fueron dos años no demasiado duros (en 2020 ascendieron y en 2019 jugaron el play-off de ascenso) pero que no les permitieron lucir como sí lo harán este. Porque, estén en la posición en que estén en 2021, estarán enfrentando a la flor y nata.

Lamentablemente, no fueron capaces de lograr un buen resultado (el empate también lo hubiera sido) en su vuelta a la primera división. De hecho, podría decirse que sufrieron lo mismo que el Fulham: el West Bromwich Albion perdió ante el Leicester por 0-3 en su casa, The Hawthorns. Es más, ni siquiera fueron partidos demasiado diferentes. Los de Brendan Rodgers se sintieron bastante cómodos ante los de Slaven Bilic. No fue un paseo para ellos, ni mucho menos, pero tampoco sintieron el peligro de salir derrotados.

Aún así, el primer tanto del partido no llegó hasta el minuto cincuenta y cinco: Timothy Castagne, que realizó una gran actuación en su debut, adelantó a los visitantes de cabeza a pase de Dennis Praet. Más tarde, Jamie Vardy puso tierra de por medio desde el punto de penalti. Y finalmente el mismo delantero inglés puso todos los clavos en el ataúd de los locales también desde los once metros.

Por supuesto, Vardy fue el jugador más destacado de su equipo, junto al propio Castagne o Harvey Barnes. Mirando al West Bromwich Albion, aunque no fue un partido demasiado bueno de ninguno de sus futbolistas, podría mencionarse a Jake Livermore, Mattheus Pereira o Darnell Furlong. Pero “The Baggies” van a necesitar mucho más para continuar en la Premier League a final de temporada.

Tras este primer encuentro, Slaven Bilic dijo lo siguiente:

“Me gustó la forma en que jugamos hasta su gol. Lo que más me decepciona fue nuestra reacción, no tuvimos la mentalidad adecuada. Ahora lo que tenemos que hacer es que esos 50 minutos sean 95. Sería un gran paso para nosotros. Porque lo hicimos realmente bien contra un equipo realmente bueno”.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto